VisionClick

El diseño web y la credibilidad de tu marca.


13 marzo 2017 VisionClick

El cómo puede ayudar lo explicamos ahora y cuanto te puede ayudar te lo decimos ya: mucho.

Supongamos que un posible cliente ha encontrado en internet tu sitio web buscando el producto o servicio que ofrezcas y la localidad de tu empresa. Puede ser, con buen trabajo en SEO, que aparezcas posicionado en los buscadores y tu empresa esté incluso la primera en el listado que ofrece el buscador. En los resultados tendrás compañía: la competencia. El posible cliente ojeará tu web y las de la competencia, claro, y se quedará a informarse en el sitio web que le haya creado más confianza, que sea más creíble.

Si una web tiene un diseño espectacular, unas animaciones sorprendentes, unas bonitas fotos de un banco de imágenes y una paleta de colores llamativa, entonces la web atraerá visualmente; lo que debes tener claro es que atraer visualmente no es generar confianza.

Al cliente le parecerá creíble un portal dónde pueda comprobar que esa empresa es real, que se encuentra en un sitio físico y que hay un grupo de personas trabajando en él, que la maquetación y el diseño sea profesional, que la redacción de los contenidos sea profesional; que visualmente sea clara, concisa y fácil de leer además valorará que el contenido sea accesible y claro en todo momento.


imagenparaelpost (1)Claves para generar confianza.


Es importante que en la maquetación se cree una estructura legible y una organización visual que ayude a seguir el contenido y te lleve a lo importante: que el cliente contacte contigo para pedir el producto o servicio.

Los factores a tener en cuenta a la hora de diseñar son:

Tipografía: los contenidos de la página deben ser legibles y con un tamaño de letra adecuando, evitar el efecto de ‘letra pequeña’. Si la tipografía es demasiado pequeña, se creará este efecto de ‘letra pequeña’, como en los contratos; al verla el cliente pensará que algo hay ahí que no quieres que lo lean, pero que te lo ponen por obligación. El tipo de fuente para los párrafos debe ser legible, si se desea una tipografía más recargada o estilizada se usará solo en los encabezados o en tamaños de letra grandes, los párrafos deben ser sencillos y fáciles de leer.

Espacios en blanco: Es necesario que haya ‘aire’, que visualmente haya ‘respiros’, ‘descansos’ al leer. Se debe usar convenientemente el punto y aparte y dividir el contenido en secciones, viñetas…

Jerarquizar el contenido: Usando cabeceras, listas, bloques, colores, organizando espacialmente el contenido. Debe tener una jerarquía visual correcta.

Encabezados y secciones: Cada sección debe tener un encabezado o un elemento gráfico que haga de separador, ayudará al visitante a saber que hemos cambiado de tema y a la hora de ojear la página centrarse en lo que esté buscando.

Colores: Debe tener un uso lógico de la paleta de colores y estos deben ser acordes con los usados en la empresa, en carteles, tarjetas y papelería. Así mismo debe haber una jerarquía de colores: color principal, que se identifica con la empresa y colores secundarios para elementos interactivos secundarios.

Responsivo: Es imprescindible que el diseño de la página sea correcto en dispositivos móviles. Podemos tener un diseño correcto en formato PC de escritorio pero que en móviles vemos la página con un tamaño de letra muy pequeño que creará la impresión de “letra pequeña”, de que se oculta información.

Continuidad: El diseño de las páginas interiores debe ser acorde con el de la página principal. Por ejemplo: Si hay un producto que se muestra en una página que no se parece a las demás, parecerá que es de otro lugar, que es no es producto de la empresa, que se ‘revende’.

Los contenidos imprescindibles para generar confianza:

Navegación: La navegación en la página debe ser accesible y lógica en toda la web y debemos tener acceso a determinados contenidos inmediata y fácilmente para generar confianza.

Enlaces directos a contenidos: Los servicios y acciones importantes que se puedan ofrecer en la página deben tener un acceso directo y estar destacados visualmente, así facilitamos la búsqueda, si el usuario se pierde buscando lo que quiere, perderemos su confianza.

Los imprescindibles: estos contenidos deben tener enlaces directos para que el cliente pueda acceder a ellos siempre, sea cual sea la vista en la que esté y son:

  • Avisos legales: El aviso legal debe tener información real y ajustada a las leyes. En todas las vistas debe aparecer enlace directo a este contenido. La maquetación de la vista ‘Aviso legal’ debe ser clara y con secciones delimitadas. Huir de los textos apelmazados y párrafos interminables.
  • Contacto: Debemos dar opción a que el visitante encuentre fácilmente la empresa, y que pueda contrastar que la empresa existe. En la vista ‘contacto’ facilitaremos localizar la empresa con elementos como mapas, dirección postal, email, teléfono, correo de atención al cliente, un formulario de contacto… Es bueno, tener un resumen de datos de contacto en todas las vistas.
  • Información de la empresa: ámbito de actuación, productos, sector y sobre los componentes de la empresa. Se aconseja tener un resumen en portada y una página exclusiva para este contenido, así como enlaces directos en todas las vistas.
  • Blog, contenido multimedia y redes sociales. Son puntos de información adicional de la empresa y de sus actividades. En estos apartados es fácil incluir opiniones de los clientes, comentarios, etc, que para el visitante son interesantes, ya que buscará las opiniones de otros usuarios (Blogger, Youtube, Facebook, twitter…)

Puntos a favor:

Si se dispone de alguno de estos contenidos son muy interesantes al incluirlos en la maquetación, irán en la página de portada.

Sellos y direcciones de asociaciones a las que está unida la empresa, clientes destacados, sellos de calidad que posea la empresa… Estos dan un valor extra de confianza y calidad.

Sección de preguntas frecuentes y atención al cliente. Son secciones de ayuda a las dudas del cliente, interesantes para el que las consulta.

Para terminar

Un aspecto fundamental: las imágenes y contenido multimedia. Las imágenes reales de productos de la compañía, de las sedes, de los componentes de la plantilla, así como videos reales de la empresa dan mucho valor en cuanto a confianza. Las imágenes deben ser de calidad y lo más reales posibles. Si no disponemos de contenido multimedia de calidad, lo ideal es contratar un fotógrafo para que haga unas fotos para la web de la empresa ya que el costo se verá compensado, mientras tanto el blog y las redes sociales pueden jugar en nuestro favor, ya que ahí puede ser más permisivo incluir fotos de baja calidad o más informales. Recomendamos que las imágenes sean buenas e interesantes en redes sociales y siempre, cuando menos editadas con un editor de fotos incluyendo el logo de la empresa, retocadas…

¿Entonces es un inconveniente usar fotos con modelos profesionales? Por supuesto que una foto con modelo bien hecha es interesante pero siempre deben estar contextualizas, con la marca, el producto o el servicio. En definitiva: fotos bonitas y videos bonitos sin sentido, por el mero hecho de la estética son “relleno” y el cliente verá que simplemente se está rellenando los huecos de la web. Fotos de mala calidad, o videos, pero reales dan autenticidad pero rebajan la imagen de marca y ahí está donde el sentido común debe decirnos qué usar.

Post recientes

26 febrero 2018
La importancia de la Analítica web
Leer más
31 enero 2018
5 razones para priorizar los videos en tu estrategia de marketing contenidos
Leer más
13 marzo 2017
El diseño web y la credibilidad de tu marca.
Leer más

* Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

Aceptar cookies

Más información