VisionClick

¿Qué son los Formatos Responsives?


16 junio 2016 VisionClick

Disponer de un sitio web optimizado para móviles hoy en día es imprescindible para cualquier empresa que desee tener presencia suficiente online. En muchos países ya hay más teléfonos inteligentes que ordenadores, entonces es muy probable que la mayoría de las personas que acceden a una web sea por un teléfono inteligente.

Según datos de Google en EE.UU. el 94% de los usuarios de móviles lo usan para buscar información y un 74% usan su teléfono en casa o el trabajo; donde podría consultar en un sobremesa, pero prefieren hacerlo en el teléfono.

En cuanto a España, solo tenemos que comprobar los nuevos hábitos que los móviles han traído a nuestra vida cotidiana: en cualquier momento puede surgir la necesidad de consultar algo en internet, buscar un servicio, una dirección y para ello recurrimos a nuestro teléfono inteligente.

Las webs que tienen un diseño que no tiene en cuenta los dispositivos móviles son incómodas de ver en un teléfono móvil ya que nos obligan a hacer zoom para leer el contenido o para poder pulsar correctamente en un enlace o en un menú.

Para solucionar esto las empresas a la hora de contratar una web corporativa deben tener en cuenta cómo se va a ver su web en los dispositivos móviles y aquí nos encontramos que los clientes pueden tener dudas a la hora de contratar porque no entienden exactamente los tres conceptos que comúnmente se manejan a la hora de ofertar una web que se pueda ver bien en los móviles.

Así, aparecen los tres conceptos que explicamos:

-Responsive web desing RWD . El resultado es una web con un diseño que se ve correctamente en todos los dispositivos y en todas las pantallas, ya que las imágenes y los textos son escalables.

-Adaptive web design AWD. Adapta el diseño de la web y el contenido teniendo en cuenta los tamaños más comunes de pantalla. Con este diseño sí hay diferencias entre las versiones que vemos en un teléfono y en la de una pantalla de un ordenador de sobremesa. El diseñador tendrá en cuenta la comodidad del usuario en cada dispositivo. En el diseño adaptativo se tiene en cuenta los anchos de pantalla de teléfonos, tabletas, pantallas sobremesa y grandes pantallas.
https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/e/e7/Diseno-web-responsive-design.jpg

Si nos fijamos en esta imagen podemos ver que el diseñador ha considerado conveniente colocar los tres bloques azules de contenido de manera diferente según que pantalla y así la información legible perfectamente en cada dispositivo.

Este gif explica visualmente la diferencia entre un el concepto de “responsive” y ”adaptive”.
https://cdn.css-tricks.com/wp-content/uploads/2015/11/rwd-vs-adapt-example.gif.

Considero que lo ideal es hacer una mezcla de los dos conceptos. Contar con los estándares de pantallas y crear un diseño optimizado para tabletas y móviles, haciendo modificaciones en el diseño para adaptarlo a cada formato y además tener en cuenta los pasos intermedios y revisar el comportamiento responsivo entre una pantalla y otra.

En la gran mayoría de las webs corporativas por la información que incluyen y la interacción que tienen con los usuarios es aconsejable un diseño adaptativo, ya que cumple perfectamente con su cometido, con el coste menor y con una experiencia de usuario agradable.

El tercer concepto que aparece en los diseños para móviles es el de “Web móvil”.
Una web móvil es una web completamente diferente a la web de escritorio. Es decir: no comparten, ni textos, ni fotos, ni archivos… son dos webs completamente distintas que comparten dirección de dominio.

Intentaré ser más claro: Cuando el usuario accede con un móvil a una dirección de internet que tiene ambas versiones (una web móvil y una web escritorio) es derivado a la web móvil y cuando accede con un sobremesa se deriva a la web de sobremesa y las dos webs son entes independientes.

Lo interesante de una web móvil es la calidad de su diseño y que haya tenido en cuenta la velocidad de carga desde una terminal móvil, que aproveche información del aparato como, por ejemplo, obtener su ubicación para así facilitarle información extra según esta ubicación, tal vez una oferta o un lugar de interés cercano. Si se va a aprovechar este tipo de informaciones y se va a mejorar la experiencia de usuario desde el móvil tiene sentido hacer una web móvil. El sobrecoste de duplicar la web es alto, el tiempo de trabajo en diseño y programación no es que sea el doble, es mucho mayor porque, insisto, la web móvil para que sea realmente interesante necesita aprovechar los recursos del teléfono con lo que ello conlleva de trabajo.

Es importante comentar que para ser honestos, las webs móviles deben tener la opción de poder visitar la versión escritorio del sitio web. Entonces nos encontramos que un sitio con web móvil deberá tener su web de escritorio adaptativa. Muchos usuarios preferirán pasarse al diseño web tradicional ya que cuentan con buena conexión a internet, por lo que la web debe tener un diseño adaptado a todas las pantallas.

Concluyendo: Si quieres tener realmente visitas y presencia en internet hoy en día será mejor que tu web tenga un diseño adaptativo. Si deseas una web móvil será estupendo pero es un producto distinto, no una opción.

Post recientes

14 febrero 2019
Google Search Console, ¿le sacas el máximo partido?
Leer más
26 febrero 2018
La importancia de la Analítica web
Leer más
31 enero 2018
5 razones para priorizar los videos en tu estrategia de marketing contenidos
Leer más

* Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

Aceptar cookies

Más información